LA REALIDAD DETRÁS DE LA MODA DE LAS SMASH BURGERS



Si estás dentro de la movida hamburguesera nacional o te apasiona la carne emparedada, habrás oído hablar de las ya famosas smash burgers. Una forma distinta de cocinar y presentar la hamburguesa, dejando atrás el patty grueso de 200 gramos y sustituyéndolo por unos discos más finos y de menor gramaje. Esta técnica consiste en hacer una bola de carne de unos 90 gramos aproximadamente o incluso algo menos, con un porcentaje de carne y grasa de 80% y 20% respectivamente , aplastarla unos quince segundos con la ayuda de un smasher o algo pesado, contra una plancha bien caliente, lisa y seca que debe poder alcanzar un mínimo de 150 grados para que se realice correctamente y se logre el efecto crujiente deseado gracias a la Reacción de Maillard por la cual, sea crea un efecto químico que producen las proteínas y azúcares de la carne al entrar en contacto con altas temperaturas logrando así una capa de costra crujiente que maximiza y potencia el sabor de la carne. Aquí se busca más ese punch de sabor que el punto de cocción, tal como estamos acostumbrados en España.

Con sus inicios en Estados Unidos, pero que hoy en día es una forma de hacer las hamburguesas bastante común también en países como Brasil y Argentina, esta moda ahora ha llegado a España, pero de una forma bastante polémica y es que, ¿se están aprovechando los restaurantes para vender smash burgers que realmente no lo son, engañando al consumidor medio por el desconocimiento de ésta técnica?

Leon's Burger

Vemos cómo, cada día, más y más locales se están animando a vender dentro de su carta smash burgers o directamente nacen locales exclusivos con esta técnica, pero el producto final de la gran mayoría no cumple con lo que verdaderamente son. Muchos creen que por el mero hecho de aplastar cualquier carne contra la plancha caliente están sacando este tipo de hamburguesas, pero no es así. Enseñan una costra lograda por el Maillard pero el aspecto dista de una smash, vendiendo gato por liebre. El disco de carne debe quedar fino, bien hecho y crujiente. Parece mentira, pero incluso he llegado a ver gente de renombre sumándose a la novedad de estas hamburguesas ofreciéndolas con término rosado en su interior dejando más evidente aún la estafa. E incluso, para mí, lo peor, influencers que verdaderamente saben cómo son este tipo de hamburguesas y qué aspecto deben de tener, publicitando locales que las venden y no son smash Burgers o hasta haciendo contenido en redes tales como Reels enseñando la forma de realizar este método ejecutándolo de forma errónea y subiéndolo a plataformas online para, aprovechándose del boom, ganar me gustas y visualizaciones. Estas personas con cierta influencia deberían impulsar la cultura americana de las verdaderas hamburguesas aplastadas y no ayudar a algunas hamburgueserías a mentir a los clientes ni a sus seguidores en redes sociales.

Hoy por hoy, en España, muy pocos locales ofrecen una hamburguesa de calidad con esta técnica. Desde mi punto de vista, hay tres que sobresalen por encima del resto:

Tasty American Burger - Av. de Gaspar Aguilar, 13. Valencia.

Tasty American Burger

Hideout Burger - C. del Consell de Cent, 242, Barcelona.

Hideout Burger

Big Twins - C. San Agatangelo, 15, Alicante.

Big Twins Burger

Más allá de los mencionados, seguro, hay algún otro local que tenga un nivel de smash burger parecido o que estén en el buen camino de ello. De hecho, en mi cuenta de Instagram lancé una pregunta entre mis seguidores, sobre qué hamburgueserías que vendiesen este tipo de producto eran para ellos un buen sitio dónde disfrutarlas y surgieron varios nombres como Rude Burgers, Madison, Machaka Burger, La Prensa, Pxrneat, etc. Y ahora aquí, en Hamburguesas en Madrid vuelvo a lanzar la misma pregunta, os leemos.

Fotos utilizadas de Instagram: Leon's Smash Burger, Tasty American Burger, Hideout Burger y Big Twins.

Añadir nuevo comentario